¿Cuánto dinero cuesta mantener un gato?

¿Cuánto dinero cuesta mantener un gato?

¿Cuánto dinero cuesta mantener un gato?

19 enero, 2021 Categoría: Animales-Finanzas Autor: 

Adoptar a uno o más gatos es una de las decisiones más maravillosas que podamos tomar en nuestra vida. No solo le daremos un hogar a una adorable criatura, sino que nuestro día a día se llenará de alegría, color y travesuras (y muchos pelos). Los gatos son unos seres extremadamente curiosos y nos regalan desinteresadamente su amor, calor y compañía (y alguna que otra diablura). Pero, como nos decían nuestros padres, si tenemos un animal es para cuidarlo. Como todo ser vivo, un gato requiere atención, responsabilidad y cuidados. Hablemos claro: ¿cuánto dinero puede costar mantener un gato a lo largo del año?

¿Cuánto cuesta tener un gato?

Como ya vimos, mantener un perro puede costar entre 700 y 1.500 euros anuales (dependiendo de la raza). Tener un gato es algo más barato. El coste de mantenimiento anual de un gato puede variar entre los 500 euros e infinito. Lo que nos queramos gastar, vaya. Porque, aunque al principio no lo creamos, vamos a querer mimar a nuestros gatitos y colmarlos de atenciones.

Antes de adoptar a un gato tenemos que tener en cuenta que no solo vamos a tener que gastar dinero en comida. También necesitan arena, vacunas, pipetas, juguetes y otros cosas en las que tal vez no habíamos reparado. A continuación, hacemos un repaso a los principales gastos que conlleva mantener un gatito.

1. Alimentación

Como todo ser vivo, los gatos no se alimentan (solo) de amor, mimos y caricias. Van a necesitar pienso y latitas. Y si puede ser de mejor calidad, mucho mejor.

Es recomendable prescindir de las marcas habituales de supermercados y comprar comida para gatos de calidad en tiendas de animales y comercios especializados. Las mejores son aquellas cuyo ingrediente principal (como pavo o salmón) aparece el primero en la lista del envase.

Un saco de pienso de gama baja cuesta unos 20 euros, mientras que los de gama alta pueden alcanzar los 40 euros o más. Por otro lado, las latitas pequeñas cuestan de media uno o dos euros. Si optamos por una gama media, podremos gastarnos en comida para gatos de 200 a 300 euros al año.

No obstante, tenemos que tener en cuenta que, cuanto mejor sea la alimentación, más sano estará. Además, si tenemos un gato con necesidades especiales, necesitará un pienso específico y, por lo tanto, más caro.

2. La adopción

Afortunadamente, ya casi se ha acabado con el comercio de gatos. Antes de comprar una mascota, es preferible adoptarla para ayudar a animales abandonados o maltratados. Sin embargo, que se trate de una adopción no significa que el proceso sea completamente gratuito.

Para adoptar a un gato deberemos pagar los gastos del refugio o de la protectora de animales. Aquí también hay que añadir el coste del veterinario, especialmente si nos entregan al gato ya esterilizado e incluso vacunado. El precio de adoptar un gato a través de una protectora puede variar entre los 50 y los 150 euros, dependiendo del tratamiento veterinario recibido y de la edad del animal. Además, esta tarifa ayuda a que los refugios puedan seguir realizando su labor y produce un efecto disuasorio en los adoptantes falsos o con malas intenciones.

3. Una juguetería en tu casa

Para que nuestros gatos sean felices, necesitarán estímulos. Y ahí juegan un papel esencial los juguetes. Hay una variedad enorme: cañas, pelotas, túneles, sistemas de inteligencia, ratoncitos, peluches, circuitos y hasta mesas de billar (olvídate de los láseres). Lo mejor es adquirir varios tipos de juguetes e ir rotándolos para que los gatos no se aburran. Además, es importante dedicar tiempo de calidad para jugar con ellos.

Podemos encontrar juguetes desde un euro hasta 50 euros o más. Pero si queremos ahorrar dinero podemos pasar un buen rato fabricando nuestros propios juguetes en casa con materiales reciclados o cosas que tengamos por casa. Por algún motivo, a los gatos les encantan las cajas de cartón, por lo que no tendremos que gastar ni un céntimo.

4. Comederos, fuentes y bebederos

Un gato necesitará al menos un comedero y un bebedero. Hay comederos de metal, de plástico, de porcelana, de cristal… Cada gato tiene sus propios gustos y a nosotros nos toca descubrirlos. Asimismo, también hay comederos especiales para que coman menos y otros con dispositivos mecánicos. Estos últimos pueden superar los 100 euros, pero un comedero normal costará entre dos y 15 euros.

Por otro lado, es recomendable adquirir una fuente, ya que los gatos prefieren beber agua fresca en movimiento. También las hay de varios materiales, aunque, en general, las de porcelana se limpian mejor y no requieren filtros. Hay fuentes a partir de 20 euros.

5. Arena y areneros

Los expertos recomiendan tener en casa el mismo número de areneros que gatos más uno. Es decir, que si tenemos dos gatos, es aconsejable tener tres areneros. Hay bandejas higiénicas descubiertas por diez euros o menos, aunque también hay areneros cubiertos a partir de 15 euros, e incluso algunos mecánicos.

Obviamente, también necesitaremos arena para gatos. El saco de arena perfumada de cinco kilos cuesta poco más de un euro. También hay arena de sílice para gatos que, en teoría, es más higiénica (y más cara), aunque a algunos mininos no les gusta mucho.

6. Camas, utensilios y accesorios

Un gato también necesita camas, transportín y rascadores. Un transportín básico nos puede costar unos 15 euros, pero podemos encontrar modelos más caros. Por ejemplo, hay transportines extensibles que se despliegan y se hacen más grandes en el coche para que nuestros gatitos viajen más a gusto. Los hay desde 30 euros.

Y aunque todos sabemos que nuestros gatos acabarán durmiendo con nosotros en la cama, es aconsejable que tengan su propio espacio. Hay camitas para gatos abiertas, cerradas, con forma de cueva, cojines, colchones y hasta tipis. Las podemos encontrar a partir de unos 15 euros, aunque a veces les bastará una mantita o una simple caja (sobre todo si la ponemos sobre una tubería de la calefacción).

Por otro lado, un rascador es imprescindible para los gatos, pero también para el mantenimiento de nuestros muebles. Hay estructuras muy sencillas de madera y cuerda de sisal, mientras que otros rascadores que son auténticos castillos. Dependiendo del espacio que tengamos en casa y de lo bruto que sea nuestro gato, podremos optar por unos u otros. Un rascador puede costar desde 12 euros hasta 150 euros o más.

7. Vacunas y otros gastos veterinarios

Una parte muy importante de mantenimiento de un gato son las visitas al veterinario. Un gato sano solo requerirá una o dos visitas al año. Entre los gastos del veterinario tenemos que tener en cuenta las vacunas (entre 20 y 40 euros por vacuna), la desparasitación (unos 60 euros al año), la esterilización o castración (de 50 a 300 euros, dependiendo si son machos o hembras) y el microchip (unos 30 o 50 euros).

A esto hay que añadir posibles medicinas, los tratamientos y las visitas a urgencias. Ojo, porque las visitas a un centro veterinario de urgencia son bastante más caras que las visitas normales (unos 60 euros), pero pueden salvarle la vida a nuestro gato.

8. Aseo y mantenimiento

La mayoría de los gatos adoran que les cepillemos, y para otros es directamente necesario, especialmente para los de pelo largo. Los hay desde un euro, así que no tenemos excusa para no darles ese placer. Por otro lado, unas tijeras para cortarles las uñas cuestan unos tres euros, mientras que un tubo de “pasta de dientes” para mascotas ronda los diez euros, aunque duran bastante.

9. ¡Gatifica tu casa!

Gatificar una casa implica es dotar el espacio de útiles que estimulen los instintos de nuestros gatos, pero también instalar mecanismos de seguridad. Por ejemplo, cerrar nuestras terrazas con malla transparente puede costar unos ocho euros, mientras que un rollo de tela mosquitera vale unos cinco euros. Pero, dependiendo de las condiciones de nuestro hogar, es posible que necesitemos contratar la ayuda de un profesional para que proteja ventanas y balcones frente a posibles caídas.

Por otro lado, debemos procurar dar su propio espacio a nuestros animales y reservarles estanterías o estructuras que les permitan saltar, vigilar desde las alturas y correr. Hay grupos en las redes sociales donde podemos encontrar ideas y soluciones para hacer la casa más amena y adecuada para nuestros amigos peluditos.

10. Seguro de mascotas, guarderías o residencias

Normalmente los seguros para mascotas son más habituales en perros, pero también podemos contratar un seguro para nuestros gatos por unos 90 euros al año. Por otro lado, los gatos pueden pasar algunos días solos en casa sin problemas, pero a veces necesitamos que alguien se encargue de darles comida y bebida cuando nosotros no podemos (en caso de vacaciones o ingreso hospitalario, por ejemplo). La visita de un cuidador a domicilio nos puede costar unos 12 euros, aunque también podemos optar por residencias o guarderías.

11. Otros gastos

Nunca sabes lo que te vas a gastar hasta que tienes un gato en casa. Los imprevistos se unen a los caprichos y a necesidades que no sabíamos que teníamos. Por ejemplo, hay todo tipo de complementos para los viajes en coche, arneses y correas, premios, chuches, disfraces, una segunda fuente, hierba gatera o nepeta cataria… Hay pocos bichos que se dejen mimar tanto como los gatos.

12. La última despedida antes de cruzar el arcoíris

A nadie le gusta pensar en el fallecimiento de su mascota, pero, por desgracia, los animales de compañía no viven los mismos años que sus humanos. La eutanasia de un gato tiene un coste de entre 40 o 60 euros, dependiendo de la clínica. Además, si optamos por incinerarle y que nos den sus cenizas, podemos gastar hasta 300 euros.

Entonces, ¿cuándo dinero me cuesta mantener un gato un año?

Como ya hemos visto, tener un gato nos puede costar unos 500 euros al año de media, es decir, algo más de 40 euros al mes. Sin embargo, esta cifra puede ser mayor o menor dependiendo de la raza y de lo que nos queramos gastar.

Asimismo, si nos lo podemos permitir, es aconsejable tener más de un gato para que jueguen juntos y se hagan compañía. De esta forma, podrán “socializar” y depender menos de nosotros. Obviamente, esto conlleva que los gastos prácticamente se dupliquen.

Por otro lado, antes de gastar un dineral en juguetes y complementos, debemos tener en cuenta que es preferible pasar tiempo de calidad con nuestras mascotas antes que llenarles la casa de trastos de los que se van a aburrir en dos días. Además, son gatos, y casi siempre van a preferir la caja al juguete que lleva dentro.

via GIPHY

¿Te ha parecido interesante? Comparte este artículo en tus redes sociales:

Síguenos

Últimos posts

Calcula tu crédito online

¿Cuánto dinero necesitas?

50€

300€

¿En cuántos días quieres
devolverlo?

días

1

30

Importe solicitado

300

Intereses*

52

Total a devolver

352

Fecha de devolución

xx/xx/xxxx

* Por ejemplo, un crédito de 100€ a devolver en 15 días genera unos intereses de 17€ (TAE = (1+425,83%/12)^12 = 3725,93%).